La piel de naranja es un problema estético común que sufren principalmente las mujeres, y, aunque no supone un riesgo para la salud, sí puede afectar a la autoestima. Hacerla desaparecer por completo es difícil, pero existen tratamientos y productos eficaces para reducirla.


piel de naranja

A continuación, te explicamos en qué consiste y te damos algunas recomendaciones para combatir la piel de naranja.  

¿Qué es la piel de naranja? 

Es importante puntualizar que, aunque a menudo se usan como sinónimos, la celulitis y la piel de naranja no son exactamente lo mismo: la celulitis es la afección estética propiamente, mientras que la piel de naranja solo se refiere a la parte visible.

La piel de naranja es una alteración de la piel que aparece al acumularse el tejido adiposo subcutáneo entre las celdillas de colágeno de la dermis, lo que causa que pierda su estructura original y, en la superficie, se vean una red de pequeños nódulos parecidos a la piel de esta fruta.

Las zonas en las que aparece principalmente la piel de naranja son las llamadas regiones ginoides: piernas, glúteos, caderas y abdomen y, al tratarse de una alteración del metabolismo del tejido cutáneo, puede afectar a personas con cualquier peso. Eso sí, en las estadísticas se muestra que afecta mucho más a las mujeres: según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), entre un 85 % y un 98 % de la población femenina la sufre en algún grado a partir de la adolescencia.1 

Tipos de piel de naranja 

Existe una escala específica para clasificar la celulitis en función de la existencia o no de piel de naranja y su consistencia. Resumidamente, se distinguen 3 grados o tipos de celulitis (a los cuales se puede sumar un cuarto, la celulitis mixta). Cuando más leve sea, más fácil resultará reducirla y mejores resultados podrás ver. 

  • Celulitis dura: Es una celulitis leve. Los tejidos están rígidos y tonificados, y solo es visible la piel de naranja al pinzar la zona con los dedos.  
  • Celulitis flácida: Es el tipo de celulitis en que los tejidos oscilan con el movimiento, la afectación del tejido subcutáneo es moderada y los nódulos se perciben a simple vista, sin efectuar compresión. 
  • Celulitis edematosa: Es la menos frecuente. Suele aparecer en piernas y glúteos, llega a aumentar el volumen de las extremidades afectadas y en ocasiones produce dolor. 
  • Celulitis mixta: Es común encontrar diferentes tipos de celulitis según la zona corporal, es decir, una persona puede presentar varios tipos de celulitis.   

Causas de la piel de naranja 

La causa exacta de la piel de naranja se desconoce,2 pero hay ciertos factores que propician su aparición, tanto internos como externos, que deberías tener en cuenta si quieres evitarla o reducirla: 

Factores internos 

  • Hormonales: La piel de naranja suele aparecer en momentos con fuertes cambios hormonales, como la pubertad, el embarazo o la menopausia. Los estrógenos no son las únicas hormonas que influyen, sino también otras como las tiroideas o la insulina. 
  • Edad: Al envejecer la piel se vuelve menos elástica, por ello, la piel de naranja aparece frecuentemente entre los 25 y los 35 años. 

Factores externos 

  • Alimentación poco saludable: Si es alta en sal, azúcares, grasas saturadas y aditivos. 
  • Estilo de vida: El sedentarismo y los hábitos nocivos contribuyen a una mala circulación y al debilitamiento de los tejidos, puesto que no reciben suficiente riego sanguíneo ni nutrientes. 
  • Estrés: La hormona del estrés, el cortisol, facilita la acumulación de grasa y la retención de líquidos. 

Tratamientos para la piel de naranja 

Aunque es muy difícil eliminar totalmente la piel de naranja, te damos algunas claves y tratamientos que puedes seguir. 

En casa 

  • Seguir una dieta adecuada: Entrar en déficit calórico (quemar más calorías de las que consumes), reducir la sal, beber más agua e ingerir alimentos diuréticos y ricos en nutrientes, fibra y proteínas.
  • Mejorar el estilo de vida: Combinar ejercicio de fuerza y cardiovascular y reducir el estrés y el consumo de alcohol y tabaco. 
  • Hacer masajes y drenaje linfático: Para eliminar mejor las toxinas, con guantes exfoliantes, rodillos o cepillos para celulitis y aplicar técnicas como la de pinzado y rodado (pinzar los nódulos y pasar el rodillo después). 
  • Usar cremas específicas, como bodyshock® celluxpert, una crema corporal multiacción con principios activos de cafeína, extracto de Brassica Alba, Arnica, capsaicina y silicio orgánico, y con sistema de aplicación con esferas roll on para contribuir al masaje físico y la absorción del producto. También puedes probar bodyshock® intensive mist, un producto en bruma de acción intensiva que mejora la apariencia de las zonas rebeldes gracias al complejo de alta eficacia [meso]adipoactive complex™. 

Profesionales 

No obstante, si quieres conseguir resultados óptimos, te recomendamos optar por el tratamiento profesional en cabina de la misma línea bodyshock®. El tratamiento estético corporal bodyshock® es 100 % personalizable, combina la última tecnología en principios activos y maniobras de masaje exclusivas y tiene eficacia demostrada. Consta de dos fases, una en cabina, en la que se incluye un diagnóstico con la novedosa plataforma bodyshock diagnosis systemTM, y otra en el domicilio. Además, si usas las cremas que te hemos comentado conseguiras maximizar los resultados.  

bodyshock®: gama de soluciones corporales a medida

Protocolo 100% personalizable que mejora la celulitis, adiposidad localizada, flacidez y estrías.

Encuentra tu centro estético más cercano.

eliminar piel de naranja

Resultados antes y después: tratamiento bodyshock®

después
antes antes
después
después
antes antes
después

Esperamos que este artículo te haya podido ayudar a conocer mejor la piel de naranja y lo que puedes hacer si quieres deshacerte de ella. 

Referencias

1 https://aedv.es/comunicacion/notas-de-prensa/celulitis-lo-ultimo-para-combatirla/

2 https://www.tucanaldesalud.es/es/voz-especialista/celulitis-piel-naranja-puedo-hacer

Elisa Tapia

Elisa Tapia

Graduada en Farmacia y especializada en dermofarmacia

Su interés por la dermatología la llevó a especializarse en dermofarmacia y aplicación de fármacos en medicina estética. Realizó un máster en desarrollo cosmético en París, tras el cual orientó su carrera profesional hacia el marketing en el sector estético.