La retención de líquidos es una preocupación común que puede afectar a tu calidad de vida y bienestar. Descubre qué es, sus síntomas, causas, y lo más importante, cómo puedes combatirla y prevenirla.


eliminar retención de líquidos

La retención de líquidos se manifiesta en el cuerpo de diferentes maneras, pero los síntomas más comunes incluyen hinchazón en las piernas, manos, tobillos y abdomen. También puedes notar pesadez en las extremidades y un aumento temporal de peso, debido al exceso de líquido retenido en el cuerpo. 

Causas de la retención de líquidos 

¿A qué se debe? La respuesta no es sencilla, ya que diversos factores contribuyen a ella:  

  • Problemas circulatorios, como la insuficiencia venosa. 
  • Trastornos renales, como una enfermedad renal crónica. 
  • Cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo o la menopausia. 
  • Medicamentos, como los corticosteroides o los antidepresivos.  
  • Consumo excesivo de sodio (sal común) en la dieta. 
  • Estar mucho tiempo de pie o sentado, lo que puede dificultar el retorno venoso. 

¿Cómo reducir la retención de líquidos? 

Se trata de una problemática común pero que puede abordarse con una combinación adecuada de productos cosméticos, tratamientos profesionales, dieta equilibrada, ejercicio físico y hábitos de vida saludables. Te damos 4 consejos clave: 

1. Dieta y nutrición 

La dieta juega un papel crucial en el manejo de la retención de líquidos. Llevar una dieta equilibrada y rica en frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros promueve la eliminación adecuada de toxinas acumuladas y líquido retenido, además de contribuir al mantenimiento de un peso saludable. 

También es importante limitar la ingesta de sal, ya que una ingesta excesiva puede contribuir a que el cuerpo retenga más agua para diluir este efecto de exceso de sodio. 

Intenta evitar los alimentos procesados y preenvasados, que suelen ser altos en sodio, y opta por opciones frescas y preparaciones caseras, siempre que sea posible. 

2. Apóyate en complementos alimenticios, tratamientos profesionales y productos corporales 

Existen tratamientos y productos específicos que pueden ayudar a combatir la retención corporal de líquidos.

grascontrol® detox powder es un complemento alimenticio diurético en polvo diseñado para promover la eliminación de toxinas y líquidos del cuerpo. Gracias a la cúrcuma, el extracto de abedul y la alcachofa, favorece la detoxificación del organismo. 

grascontrol® detox powder no debe ser consumido por personas alérgicas a los salicilatos, ni personas bajo tratamiento anticoagulante, con alteraciones de la función hepática o biliar, o con cálculos biliares. Tampoco debe usarse durante el embarazo y lactancia. Consulta siempre las instrucciones y busca opinión médica si estás usando medicamentos o planeas usar el complemento durante períodos prolongados de tiempo. Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustituto de una dieta variada y equilibrada, ni por un modo de vida sano.   

Tratamiento corporal: bodyshock®

bodyshock® es la línea de productos cosméticos y tratamientos profesionales diseñados para remodelar la silueta y combatir sus principales alteraciones estéticas.

El método utiliza una combinación de tecnologías avanzadas, técnicas de masaje específicas y principios activos específicos que ayudan a estimular la circulación, drenar el exceso de líquido y mejorar la firmeza de la piel. 

3. Ejercicio físico 

El ejercicio físico practicado de forma regular puede mejorar la circulación sanguínea y linfática, lo que facilita la eliminación de líquidos y toxinas del cuerpo. Intenta incorporar a tu rutina diaria actividades como caminar, nadar, andar en bicicleta o hacer yoga para ayudar a prevenir la retención de líquidos y promover la salud y el bienestar general. 

4. Hábitos saludables para prevenir la retención de líquidos 

Además de la dieta, los tratamientos corporales específicos y la actividad física, incorporar a tu rutina una serie de hábitos saludables puede contribuir a prevenir esta problemática. Estos son algunos ejemplos de hábitos sencillos que pueden tener un gran impacto:  

  • Beber suficiente agua durante el día  
  • Elevar las piernas por encima del nivel del corazón cuando estés descansando. 
  • Evitar estar mucho tiempo de pie o sentado en la misma posición y hacer estiramientos. 
  • Limitar el consumo de alcohol y cafeína, ya que pueden tener un efecto deshidratante en el cuerpo. 

Si vas a empezar a tratar la retención de líquidos con estos consejos, no dejes de pedir cita con un profesional: ¿te animas a probar el tratamiento bodyshock®?  

Pide cita en tu centro de referencia.