Las patas de gallo son uno de los signos del envejecimiento más habituales y afectan a muchas personas. Si bien es difícil prevenirlas por completo, existen medidas que se pueden tomar para minimizar su aparición, así como tratamientos efectivos una vez están ya presentes. Te lo contamos a continuación.


patas de gallo

¿Qué son las patas de gallo? 

Las patas de gallo son un tipo de arrugas perioculares que surgen en las esquinas de los ojos, en dirección a las sienes. Pueden aparecer solo al sonreír o gesticular (arrugas dinámicas), o ser visibles en todo momento (arrugas estáticas).  

¿Por qué aparecen?  

La edad suele ser el principal desencadenante de estas líneas de expresión, aunque también afectan otros factores como la genética y la gesticulación, así como la deshidratación provocada por ciertos agentes externos1

Edad 

Como la piel del contorno del ojo es la más fina y delicada del cuerpo, y esta zona es a su vez pobre en fibras de colágeno y elastina, es una de las áreas en que la estructura subepidérmica se deteriora con más facilidad al envejecer. De ahí que las patas de gallo sean de las primeras arrugas en hacerse visibles. 

Genética 

La genética juega un papel importante en la aparición de las patas de gallo, porque las características de nuestra piel están determinadas por predisposiciones hereditarias que influyen en la producción de colágeno y elastina. 

Gesticulación 

Los movimientos que hacemos con los músculos faciales al gesticular repetidamente, como sonreír o fruncir el ceño, crean pliegues en la piel que se vuelven permanentes con el tiempo debido al debilitamiento de la zona. 

Deshidratación 

La falta de hidratación en la piel en general y de la zona ocular en particular es un aspecto muy importante para la formación de las patas de gallo. A menudo, la deshidratación se relaciona directamente con ciertos agentes externos y el estilo de vida, como la sobreexposición solar, una mala alimentación, el consumo de alcohol y tabaco y no beber suficiente agua. Por eso, entre otras cosas, se recomienda: 

  • Usar protector solar con factor de protección alto, incluso en días nublados o en interiores con luz artificial. 
  • Utilizar gafas de sol
  • Seguir una dieta sana y equilibrada con aporte adecuado de vitaminas y minerales. 
  • Beber al menos 8 vasos de agua al día
  • Aplicar una crema hidratante a diario, especialmente después de la ducha. Para la zona de alrededor de los ojos, aplicar además un contorno específico para mantener la piel nutrida y tersa. 
  • Evitar productos agresivos para la piel, como jabones muy fuertes o exfoliantes demasiado abrasivos. 
  • Desmaquillar siempre los ojos. 
  • Evitar duchas o baños muy calientes y prolongados que puedan resecar la piel. 

Cómo eliminar las patas de gallo de la cara 

Si deseas atenuar estas arrugas, tienes diversas posibilidades. Las cremas son una solución económica muy interesante si tienes patas de gallo poco marcadas y las combinas con masajes oculares; además, se aplican fácilmente y las puedes utilizar en casa. 

Cremas para tratar las patas de gallo

Una gama de cremas muy efectivas para las patas de gallo son los contornos de ojos de la línea age element® de mesoestetic®.

Entre ellos encontramos age element® anti-wrinkle eye contour, cuya fórmula está diseñada para prevenir y corregir, desde el origen, bolsas, ojeras, líneas de expresión y arrugas, en especial las dinámicas. También es importante destacar age element® firming eye contour, una crema reafirmante intensiva con efecto elevador del párpado superior, así como age element® brightening eye contour, que previene el envejecimiento prematuro (interesante ya que frenamos la aparición de patas de gallo).   

Tratamientos profesionales para eliminar las patas de gallo

Si crees que tus arrugas son más rebeldes y prefieres apostar por tratamientos profesionales, una opción muy efectiva para el contorno ocular es global eyecon®, un programa cómodo y eficaz que combina el peeling con una solución transepidérmica, ambos exclusivos para la zona periocular, y permite lograr unos resultados visibles desde la primera sesión. 

Si crees que tus arrugas son más rebeldes y prefieres apostar por tratamientos profesionales, una opción muy efectiva para el contorno ocular es global eyecon®, un programa cómodo y eficaz que combina el peeling con una solución transepidérmica, ambos exclusivos para la zona periocular, y permite lograr unos resultados visibles desde la primera sesión. 

Resultados antes y después: tratamiento global eyecon®

después
antes antes
después
Antes y después de arrugas y líneas de expresión

No obstante, también existen otras opciones en el mercado, como rellenos, bótox, láser o radiofrecuencia2

Los rellenos de ácido hialurónico son uno de los tratamientos más populares. Se trata de un ácido que produce el cuerpo humano, pero que inyectado de manera concentrada en la piel rellena las arrugas. Otro producto inyectable, aunque de distinto tipo, es el bótox o toxina botulínica, que relaja los músculos que causan las arrugas, lo que reduce su apariencia.5 El láser, en cambio, consiste en aplicar luz pulsada sobre la piel y estimular la producción de colágeno y elastina; aunque es un método efectivo, puede ser más costoso que otros tratamientos para las patas de gallo. La radiofrecuencia, por su parte, se basa en tratar la piel mediante ondas electromagnéticas, que aumentan la temperatura del tejido conectivo y favorecen la producción de colágeno. 

Después de leer este artículo, esperamos que conozcas mejor qué son las patas de gallo y cómo puedes atenuarlas. ¡Encuentra el tratamiento que mejor se adapte a ti! 

Rogamos que consultes siempre con un profesional sanitario para que revise tu caso en particular.

Referencias

1 https://www.consalud.es/estetic/belleza/patas-gallo-que-son-se-pueden-tratar_121137_102.html
2 https://socv.org/patologias-frecuentes/las-patas-de-gallo/

Elisa Tapia

Elisa Tapia

Graduada en Farmacia y especializada en dermofarmacia

Su interés por la dermatología la llevó a especializarse en dermofarmacia y aplicación de fármacos en medicina estética. Realizó un máster en desarrollo cosmético en París.