Con el paso del tiempo, los signos de envejecimiento se van haciendo más visibles y algunos, como son la acentuación de las líneas de expresión y la aparición de flacidez y surcos, se pueden apreciar con más facilidad en el rostro. A continuación, te contamos qué es y cómo eliminar el surco nasogeniano, uno de los cambios más frecuentes que observamos en el tercio inferior facial.


surco nasogeniano

¿Qué es el surco nasogeniano? 

Aunque pueda parecer pronto, a partir de los 25 o 30 años aparecen los primeros signos de la edad, que se pueden manifestar como flacidez y cambios en los volúmenes faciales. Estos cambios progresivos serán los responsables de la aparición del surco nasogeniano.

También conocido como línea de la risa, de la sonrisa o pliegue nasolabial, es un tipo de surco que se forma en la parte media del rostro, alrededor de la boca. Es un pliegue que se localiza en la línea que va desde las aletas nasales hasta las comisuras de los labios y no debe confundirse con las llamadas «líneas de marioneta». Estas líneas, a diferencia del surco nasogeniano, nacen en las comisuras y se prolongan hacia el mentón. Lo que sí tienen en común ambos casos es que contribuyen a que la expresión facial sea de cansancio o tristeza y esto lleva a que muchas personas deseen eliminarlos. 

¿Por qué aparece el surco nasogeniano? 

Estos surcos se deben a una combinación de factores genéticos y ambientales que afectan tanto a los compartimentos grasos del rostro como a nuestra piel.

La piel mantiene su juventud por la acción de 3 componentes básicos: la elastina, el colágeno y el ácido hialurónico.

Los factores internos1 tienen que ver con un descenso de los compartimentos grasos profundos y superficiales de la mejilla. Esta área es la primera zona que sufre cambios relacionados con la edad. Además, el tejido que sostiene estos compartimentos grasos va perdiendo firmeza por la disminución de colágeno y elastina. Con el paso de los años se produce también una resorción ósea, que provocará un aumento de dicha flacidez.

Pero, además, los factores externos pueden jugar un papel clave en su aparición, en especial los 6 siguientes: 

  1. Envejecimiento natural: Con el tiempo, la piel pierde colágeno y elastina, dos proteínas esenciales que brindan soporte y elasticidad a la piel. A medida que estas sustancias disminuyen, la piel se vuelve menos firme y más propensa a la formación de arrugas.
  2. Pérdida de grasa facial: A medida que envejecemos, es común experimentar una pérdida de grasa en la cara, especialmente en las mejillas. Esto puede hacer que la piel se hunda y forme surcos nasogenianos más pronunciados.
  3. Exposición al sol: La exposición crónica al sol contribuye al envejecimiento prematuro de la piel2. Los rayos UV pueden dañar las fibras de colágeno y elastina, acelerando la formación de arrugas, incluyendo los surcos nasogenianos.
  4. Fumar: El tabaco es perjudicial para la salud de la piel3. Fumar puede reducir el flujo sanguíneo hacia la piel y dañar el colágeno, lo que contribuye a la formación de arrugas.
  5. Factores genéticos: La genética juega un papel importante en la apariencia de la piel y la predisposición a desarrollar arrugas. Algunas personas pueden heredar una mayor propensión a la pérdida de colágeno o la formación de arrugas.
  6. Modificación del peso corporal: Perder mucho peso rápidamente genera a menudo exceso de piel y contribuye en gran medida a una piel muy flácida en el rostro. 

Síntomas 

Como acabamos de ver, los surcos nasogenianos están muy vinculados a los efectos habituales de la edad como son la flacidez y la resorción ósea. Aunque los tejidos óseos se sigan formando y regenerando a lo largo de la vida, llega un punto en que la destrucción es superior a su creación y se inicia lo que conocemos como «resorción ósea», una disminución del volumen de los huesos, incluidos los del rostro.  

Así pues, una de las principales señales para detectar la aparición de surcos nasogenianos es la pérdida del volumen del arco cigomático (es decir, la caída del pómulo) y el grado de resorción de la llamada «fosa piriforme», el punto donde se une el pómulo con el maxilar superior. A la resorción ósea, se le añade las pérdida y descenso de los compartimentos grasos y disminución del soporte del tejido conectivo.

¿Cómo puedes darte cuenta de su aparición incipiente?

Existe una manera muy sencilla: sonríe ante el espejo y, al volver a la expresión inicial, calcula cuántos segundos tarda en desaparecer la línea que va de la nariz a las comisuras; si esa línea se marca más de 3 segundos, es muy posible que con el tiempo hagan acto de presencia.

La edad de aparición es muy variable pero suele apreciarse a partir de los 35-40 años.

Tratamiento para el surco nasogeniano

Existen diversos procedimientos para eliminar el surco nasogeniano, como el lifting quirúrgico, los tratamientos con aparatología (Hifu o radiofrecuencia) o los tratamientos de rellenos dérmicos. Estos últimos son poco invasivos y nos permiten reponer los volúmenes perdidos, tratar la flacidez del tercio medio de la cara a la vez y mejorar la calidad cutánea.

Entre los materiales de relleno facial podemos encontrar sustancias como el ácido poliláctico o la hidroxiapatita cálcica, pero sin duda el ácido hialurónico es de los más utilizados en productos rellenadores dérmicos, como los de mesofiller® y mesohyal de mesoestetic®. 

mesofiller®: gama de rellenos dérmicos con ácido hialurónico reticulado

Los rellenos de mesofiller® representan una buena opción, pues contienen ácido hialurónico reticulado que favorece la corrección del surco nasogeniano. Además, su tecnología proporciona la máxima calidad, eficacia y seguridad en la práctica clínica.

Descubre tu centro más cercano donde tratarte.

Resultados antes y después: tratamiento mesofiller®

después
antes antes
después
Corrección de surcos nasogenianos

Descubre tu centro médico-estético más cercano y consulta con un/a profesional.

De igual manera, cabría mencionar la gama de productos mesohyal™ a base de ácido hialurónico no reticulado para mejorar la calidad y turgencia de la piel. Se ofrece como tratamiento facial y corporal y forma parte de la mayor gama de productos sanitarios de mesoestetic® de administración intradérmica de clase III con marcado CE para tratamientos estéticos, seguros y eficaces. 

Además, para tratar las arrugas y la firmeza del rostro en general, son interesantes las soluciones antiedad como las de la línea age element®, con eficacia epigenética patentada y demostrada. 

Esperamos haberte ayudado a comprender qué es el surco nasogeniano, sus factores de aparición y qué tratamientos efectivos tienes disponibles si quieres deshacerte de ellos. 

Rogamos que consultes siempre con un profesional sanitario para que revise tu caso en particular.

Referencias

1 https://www.seme.org/revista/articulos/tecnicas-de-relleno-facial-con-acido-hialuronico-y-neuromodulacion-para-el-rejuvenecimiento-perioral-revision-sistematica#bibliografia1

2 https://medicadoo.es/2019/05/09/danos-causados-por-el-sol-en-nuestra-piel/

3 https://medicadoo.es/2022/03/28/como-afecta-el-tabaco-a-nuestra-piel/

Dra. Andrea Miralvell

Dra. Andrea Miralbell

Doctora especialista en medicina estética

Tras graduarse por la Universidad de Barcelona, inició su carrera médica hospitalaria en medicina interna y radiodiagnóstico, ejerciendo en el hospital universitario de Ginebra (Suiza) durante varios años.
Apasionada por la medicina estética y regenerativa, decidió dedicarse a ello plenamente en varias grandes clínicas de renombre en Suiza. Seguidamente, realizó un máster en tricología e implantología capilar y se formó en el sector de la ginecoestética regenerativa.
Actualmente ofrece tanto en Barcelona como en Ginebra tratamientos médicos estéticos, capilares y regenerativos, a la vez que consultas de salud preventiva.