Te contamos en qué consiste el peeling facial, los principales tipos que existen, la importancia del tratamiento y algunas opciones domiciliarias.


peeling facial

Nuestra piel se renueva constantemente, aunque no siempre lo hace al ritmo y con la intensidad que desearíamos. Y esa renovación es esencial no solamente para que nuestra piel luzca un aspecto saludable, sino también para que esté sana. Podemos favorecer el proceso mediante el tratamiento de la piel con productos peelings o exfoliantes de la piel.  

El envejecimiento cutáneo se aprecia en el rostro más que en ninguna otra parte del cuerpo. Es por ello que los tratamientos con peeling generalmente están muy enfocados a dicha área. Pero ¿conocemos bien en qué consisten estos tratamientos? Aquí te informamos sobre qué es un peeling facial y qué tipo de peelings hay, haciendo especial hincapié en el peeling químico facial. 

¿Qué es un peeling facial? 

Cuando hablamos de peeling, en realidad estamos hablando de exfoliación, que puede entenderse como el proceso natural de renovación de las células de la piel, pero también como el conjunto de técnicas para favorecer ese proceso

Así, un peeling facial es un tratamiento dermatológico y estético para mejorar el aspecto de la piel del rostro. Esta mejoría, apreciable a simple vista, se debe principalmente a la eliminación de las células muertas, ayudando a que se desprendan y dejen paso a una nueva generación de células en la epidermis. 

El peeling facial se emplea con resultados cosméticos positivos con los siguientes objetivos

  • Obtener una textura de piel más suave 
  • Mejorar la elasticidad y tersura de la piel, dejando el rostro con un aspecto mucho más hidratado 
  • Mejorar los daños producidos por el fotoenvejecimiento 
  • Reducir las marcas de expresión y arrugas 
  • Mejorar el aspecto de las cicatrices, por ejemplo, de acné 
  • Corregir las manchas e hiperpigmentaciones 
  • Mejorar algunas formas de queratosis 

Tipos de peeling facial 

Existen numerosos tipos de peeling facial. Pueden agruparse en dos grandes familias: las exfoliaciones mecánicas y las exfoliaciones químicas

Peelings mecánicos 

Los peelings mecánicos se definen por el empleo de algún material físico abrasivo o microabrasivo. Se utilizan telas de microfibra y esponjas, hojas adhesivas, geles pastosos (el llamado gommage) o soluciones con algún granulado para scrubbing (piedra pómez, cristales, microperlas de plástico o materiales orgánicos, etc.).  

No es infrecuente la combinación de métodos mecánicos y químicos en un mismo producto o tratamiento

Peelings químicos 

En cuanto a peelings químicos, que se basan en la capacidad exfoliadora de la piel con el uso de una o varias sustancias y elementos químicos, podemos diferenciar los siguientes tipos (de menor a mayor intensidad) en función del principio activo principal: 

  • Alfahidroxiácidos (AHA): Son ácidos de origen natural, como el ácido glicólico o el ácido láctico. Al tratarse de moléculas de tamaño más pequeño, penetran a mayor profundidad en la piel.    
  • Betahidroxiácidos (BHA): El ácido salicílico es el más conocido. Estas moléculas, por su naturaleza liposoluble, tienen afinidad por el sebo, de forma que son ideales para mejorar la apariencia de pieles mixtas y grasas. Ayudan así a controlar el exceso de sebo.  
  • Fórmula Jessner: Esta combinación de resorcinol, ácido láctico y ácido salicílico sigue siendo poco agresiva. Está indicada para tratar las manchas cutáneas, el tono irregular y el envejecimiento.
  • Ácido retinoico: Con más capacidad de penetración, es utilizado en el ámbito profesional en combinación con el tratamiento Jessner para reducir cicatrices, manchas y arrugas
  • Ácido tricloroacético TCA: Capaz de llegar a la dermis reticular en altas concentraciones, el TCA permite a los profesionales dermoestético realizar un peeling medio a profundo, muy popular en pieles de fototipo IV. 
  • Fenol: De efecto intenso y penetración profunda, se utiliza únicamente por prescripción médica para regenerar la arquitectura dérmica. 

Beneficios del peeling facial

Hoy en día los profesionales de la dermoestética se apoyan de forma mayoritaria en tratamientos basados en quimioexfoliantes (peelings químicos) para la renovación del tejido cutáneo.  

Estos tratamientos se basan en tres mecanismos de acción sobre la piel:

  • Aumento de glucosaminoglucanos (es decir, más agua, más volumen y menos arrugas)
  • Reorganización de elementos estructurales (colágeno y elastina)
  • Estimulación de los fibroblastos

Los especialistas emplean diferentes sustancias y formulaciones para conseguir el nivel de penetración deseado, que puede ser superficial (estrato córneo y capa basal de la epidermis), medio (dermis papilar) o profundo (dermis reticular). 

peeling facial

Para ello es imprescindible un diagnóstico previo que permita valorar cada caso y tomar en consideración diversos factores. Son particularmente importantes identificar el tipo de piel descritas en las escalas Fitzpatrick y Glogau, además del estado de la piel y sus características. Igual de importante es seguir unas pautas de preparación y seguimiento del tratamiento.

gama mesopeel®

Potencia combinada para cada necesidad

Con el exclusivo senopeptide® y multi-acid technology

La gama profesional mesopeel® ofrece a los profesionales una amplia gama de peelings químicos, con productos seguros, eficaces, versátiles y adaptables, y resultados personalizados.

Sus fórmulas combinan agentes quimioexfoliantes con un péptido propio con acción regeneradora intensiva que refuerza la eficacia de las fórmulas de la gama.

¿Eres profesional estético y quieres ofrecer el tratamiento mesopeel® en tu consulta?

gama mesopeel® MD

Tecnología multi-ácidos avalada por resultados.

mesopeel® MD es la gama de peelings químicos diseñada exclusivamente para doctores especializados en dermatología y medicina estética.

Sus innovadoras fórmulas combinan agentes quimioexfoliantes con MD complex, un complejo transversal de acción regeneradora, reparadora y reestructurante, con eficacia demostrada en estudios in vitro y ex vivo.

¿Eres profesional médico y quieres ofrecer el tratamiento mesopeel® MD en tu consulta?

Peeling facial: resultados antes y después con mesopeel®

después
antes antes
después
después
antes antes
después

Peelings domiciliarios como apoyo o alternativa 

Para las ocasiones en las que no sea necesario (o suficiente) un tratamiento en un centro profesional de dermoestética podemos acudir a soluciones de uso domiciliario. Estas tienen varios posibles usos y aplicaciones en función de nuestras necesidades y, si bien pueden adquirirse directamente, nunca está de más solicitar consejo de un profesional. 

Puede que queramos integrar algún producto exfoliante como parte de nuestra rutina de cuidado de la piel para renovar la superficie cutánea y atenuar imperfecciones. En ese caso, lo más recomendable puede ser un “acelerador” como glycolic + E + F ampoules o un microexfoliante como ultimate micropeel

O bien tal vez necesitemos reforzar algún tratamiento de exfoliación profesional con pautas de pre-peeling y post-peeling adaptadas a las especificidades de nuestra piel. Sería el caso de brightening peel booster para pieles de aspecto apagado y con imperfecciones, o de blemiderm® resurfacing gel para para pieles mixtas, grasas y/o con tendencia acneica.

¿Y qué hay del precio de un peeling? 

Si te estás preguntando por el precio de un peeling facial, la forma más segura de obtener la información más fiable es consultar en tu centro mesoestetic® más cercano

Rogamos que consultes siempre con un profesional sanitario para que revise tu caso en particular.

mesoestetic® academy

formaciones y divulgación científica gratuita en directo para profesionales del sector estético y médico-estético

mesoestetic academy

Referencias

 
 
 
Mª Carmen Vaquero

Mª Carmen Vaquero

Graduada en Farmacia y especializada en dermocosmética

Realizó un máster de desarrollo cosmético en Barcelona.