El protector solar no puede faltar en nuestra rutina facial. Además, es esencial reaplicarlo a lo largo del día, incluso cuando se lleva maquillaje. Recordemos que un fotoprotector es eficaz si se utiliza correctamente: si aplicamos la cantidad suficiente, si lo hacemos de forma uniforme y si lo renovamos a lo largo del día (cada dos horas).


Fotoprotección y maquillaje en la piel

En este post aclararemos las dudas más comunes sobre la combinación de la protección solar con el maquillaje, como cuándo y cómo aplicarlo, cómo combinarlos, etc.

¿Cuándo y cómo aplicamos el fotoprotector si nos maquillamos?

Por norma general, el último paso de la rutina facial es el protector solar. En el caso de que utilicemos maquillaje, deberíamos aplicarlo después del fotoprotector, una vez este se asiente en la piel.

¿Se puede mezclar el maquillaje con el protector solar?

No está recomendado mezclar el fotoprotector con otro producto (maquillaje, hidratante o crema de tratamiento) en la misma aplicación ya que, probablemente, apliquemos menor cantidad de protector solar y, por lo tanto, se reducirá la eficacia protectora.

Lo más recomendable es utilizar el fotoprotector de manera independiente. Es decir, incluirlo en la rutina de cuidado facial, como último paso. Se aconsejan factores de protección altos y no sustituirlos por cosméticos que incluyan protección, ya sean cremas o maquillajes.

¿Debo reaplicar el protector solar cada 2 horas, aun teniendo maquillaje?

Reaplicar el fotoprotector es necesario incluso si llevamos maquillaje. Este lema hay que tenerlo siempre presente, y sobre todo ahora en verano, que es la época del año en la que pasamos más tiempo fuera de casa o de la oficina y, nuestra exposición solar aumenta.

¿Qué opciones existen para facilitar la reaplicación?

Para reaplicar el protector solar sobre el maquillaje existen las brumas solares, que puedes llevar contigo y proteger tu piel durante el día de una forma práctica y dejando el maquillaje intacto. Es el caso de mesoprotech® antiaging facial sun mist, una bruma facial antiedad SPF50+ de textura fresca y ultraligera que se pulveriza de forma uniforme sobre la piel sin necesidad de extender. Además, usando esta bruma estaremos dando un valor añadido a este paso, ya que no solo lograremos mantener una fotoprotección eficaz, sino que estaremos nutriendo la piel y consiguiendo una acción antiedad.

bruma solar piel grasa

También puedes optar por protectores solares específicos para las zonas más delicadas y sensibles, como el contorno de ojos y labios, cicatrices y tatuajes.

Los protectores en stick ofrecen una muy buena extensibilidad, con un formato práctico que permite la reaplicación en cualquier momento y lugar. El protector solar en stick mesoprotech® sun stick 100 es invisible y su extensibilidad es excelente, lo que te permitirá usarlo sobre el maquillaje.

protector solar en stick

Protector solar con color, ¿la alternativa al maquillaje?

Por otro lado, también podemos encontrar protectores solares con color y un elevado factor de protección como mesoprotech® melan 130 pigment control, una protección solar muy alta cuya textura con color aporta un tono natural imperceptible. Además, ayuda a regular la síntesis de melanina proporcionando una acción preventiva antimanchas.

Rogamos que consultes siempre con un profesional sanitario para que revise tu caso en particular.