Te hablamos de las causas de la hiperpigmentación en zonas íntimas y de la solución despigmentante más eficaz: dermamelan® intimate.


Cada vez se presta más atención a un fenómeno que trae consigo un fuerte impacto en el bienestar psicológico e indirectamente en su vida sexual de las mujeres: el oscurecimiento de las zonas íntimas. Por suerte ya existen métodos despigmentantes íntimos altamente eficaces.

Esta preocupación se ha desarrollado en paralelo con otras facetas de la medicina ginecoestética, que se ocupa de la salud sexual femenina, la armonía genital y el rejuvenecimiento de las zonas íntimas. En este artículo nos centramos en esta última con la hiperpigmentación genital y sus soluciones como protagonistas.

Hiperpigmentación de las zonas íntimas: ¿por qué ocurre?

Debemos buscar las causas de esta hiperpigmentación en la actividad hormonal, principalmente de los estrógenos, que se produce sobre todo en la pubertad, el embarazo y la menopausia. Pero también intervienen otros factores: fototipos oscuros, uso de anticonceptivos, algunas técnicas de depilación (cera caliente y láser), prendas ajustadas y fricción, favorecen el oscurecimiento.

Entre las partes más afectadas del cuerpo por la acción de los melanocitos están las zonas genito-perineal, perianal, ingles, muslos internos y monte de venus. Esto es en cierto grado normal, pero puede generar cierto malestar e incomodad con su cuerpo y su sexualidad en la mujer afectada, fácilmente evitables.

Como en otros casos de hiperpigmentación (que se producen principalmente en el rostro), el oscurecimiento y la aparición de manchas tiene que ver con una sobreproducción de melanina.

Un despigmentante íntimo de última generación

Los más recientes avances en ginecoestética nos permiten tratar la hiperpigmentación de las zonas genitales de una manera eficaz pero no agresiva, sin intervención de medicamentos u hormonas y de forma simultánea: eliminando las manchas existentes y previniendo la aparición de nuevas manchas.

dermamelan® intimate

Cómo se hace

Los procedimientos médico-estéticos de blanqueamiento genital se basan en un tratamiento suave de peeling o exfoliación, es decir, de eliminación de la capa más superficial de la epidermis mediante un proceso controlado de aplicación de ácidos en combinación con otros principios regeneradores.

Está claro que, tratándose de una técnica de peeling, es recomendable contar con los servicios profesionales de un centro médico, como comprobaremos a continuación al entrar en detalle en el tratamiento. Y, por supuesto, emplear productos avalados por ginecológos especializados.

dermamelan® intimate: la solución número uno

Nuestro consejo es claro: recurre a un tratamiento despigmentante a la vanguardia tanto por la innovación científica de la que parte como por su buena aceptación entre los profesionales médicos y estéticos (y, por supuesto, entre las pacientes que experimentan su efectividad).

dermamelan® intimate es un tratamiento despigmentante íntimo con dos acciones, tanto correctora como reguladora. Se realiza en dos fases: una pauta en consulta para una acción intensiva y una pauta en domicilio para afianzar los efectos sobre la regulación de la segregación de melanocitos.

  • Pauta en consulta: el protocolo en consulta consta de cinco pasos, cada uno apoyada en un producto específico diseñado para cumplir una función diferente de protección, exfoliación, neutralización, despigmentación y oclusión.

  • Pauta en domicilio: ya en casa, el protocolo es más sencillo, con solo tres pasos (retirada de producto, uso de mascarilla calmante y uso del gel despigmentante de exfoliación suave).

El tratamiento culmina con una visita de control al especialista médico.

No nos pierdas la pista…

En nuestro localizador de centros mesoestetic® está el camino más directo a tu centro más cercano, y en nuestra cuenta de Instagram encuentras actualidad, novedades y contenidos exclusivos acerca del cuidado de tu piel.

¿Quieres saber más?

Pide cita en tu centro médico-estético más cercano.

ENCUENTRA TU CENTRO

Rogamos que consulte siempre con un profesional sanitario para que revise su caso en particular.