El 1 de enero empiezan los propósitos relacionados con conseguir una figura atlética. El gimnasio, la dieta sana, la operación bikini…y cuando llega el verano el objetivo principal es conseguir una piel bronceada. Este verano, en mesoestetic® os damos las claves para conseguir un moreno sano y que os acompañe durante más tiempo.


Juan Avellaneda tomando el sol
Juan Avellaneda

Utiliza protección y evita la exposición directa

No te quemes. Es muy habitual pensar que después de quemarse, la piel adquiere un tono dorado, pero no es así. La piel enrojecida por una sobreexposición al sol tiende a descamarse y provoca las temidas manchas solares.

Es muy importante utilizar una crema solar adecuada para tu tipo de piel y evitar las horas del día donde los rayos solares tienen una mayor incidencia. De esta manera, el moreno será más gradual y menos dañino.

Repite la aplicación cada 2 horas

Aunque la piel ya esté morena sigue necesitando protección. Repita la aplicación de tu protector solar cada dos horas y aplica una cantidad abundante de producto.

Exfolia e hidrata tu piel

No tengas miedo a exfoliar tu piel. Retira las células muertas una vez por semana e hidrata tu piel de manera continua, lucirás una piel morena, hidratada y saludable durante más tiempo.

Dúchate con agua fría

Ya os lo habíamos adelantado, las duchas de agua fría ayudan a mantener el tono dorado de la piel. El calor del agua caliente deshidrata la piel e intensifica la descamación.

Presta atención a tu alimentación

Los alimentos ricos en betacarotenos son un MUST para aquellos que quieran prolongar su moreno. Las frutas y verduras de colores calientes somo la zanahoria, la batata, los albaricoques, la calabaza, los pimientos…contienen betacarotenos y ayudaran mantener la piel bronceada.  

Bebe agua

La hidratación debe ser tanto por fuera como por dentro. Escucha a tu cuerpo y bebe entre 2 y 3 litros de agua al día.

¡Descubre qué protección solar es la ideal para tu tipo de piel!