Te presentamos la rutina definitiva para cuidar la piel en invierno, ¡en solo 5 pasos!


El cambio de estación puede suponer un "shock" para la piel y es necesario que adaptes tu rutina de cuidado facial para protegerla. Los factores ambientales como el viento y el frío, así como la bajada de las defensas, pueden sensibilizar la piel y deshidratarla. Te damos todas las claves para cuidar la piel en invierno para mantener tu cutis sano y bonito durante estas fechas:

1. Higiene facial

Un básico para cuidar la piel en invierno (¡o en cualquier época del año!):

Limpia tu rostro por la mañana y por la noche, con un limpiador específico. Un buen limpiador facial te ayudará a retirar exceso de grasa, eliminar suciedad, impurezas, maquillaje… Además, la limpieza favorece la renovación celular y prepara la piel para hacerla más permeable a los tratamientos aplicados a continuación. Para respetar y favorecer el equilibrio de la piel, es importante escoger un limpiador que se adapte a tu tipo de piel y a su estado.

La gama cleansing solutions ofrece un producto para cada tipo de piel, protege la microbiota y contiene activos anti-polución y anti-oxidación.

2. Hidratación

La hidratación es fundamental en invierno. La piel es un órgano metabólicamente activo por lo que necesita agua, como componente esencial para mantener su elasticidad y conservar la integridad de su función barrera. En una piel sana, el contenido de agua en el estrato córneo oscila entre 10%-20%. Si tu piel se deshidrata, lo notarás en la falta de luminosidad, la tirantez, la descamación y el aumento de las arrugas. Para evitar estos síntomas de la piel deshidratada, aplica una crema o un concentrado hidratante dos veces al día en la piel del rostro. También deberías evitar lavarte el rostro con agua muy caliente ya que favorece la deshidratación de la piel.

Nuestra gama moisturising solutions, a base de ácido hialurónico, se adapta a tu tipo de piel y proporciona una hidratación inmediata, de larga duración.

3. Protección solar

Un básico para cuidar la piel en invierno es la protección solar. Las radiaciones UV invisibles hacen de la exposición solar un riesgo imperceptible. La piel cuenta con sistemas de defensa ante la radiación solar, como son la producción de melanina o la liberación de sustancias antioxidantes. Sin embargo, no tiene capacidad de forma natural para filtrar todos los efectos que la sobreexposición solar tiene sobre el organismo.

mesoprotech® es la gama que ofrece la tecnología fotoprotectora más avanzada y completa, al proteger contra los efectos nocivos producidos por las radiaciones UVB y UVA, así como contra la radiación infrarroja (IR) y la luz visible (HEV). Cada uno de los productos mesoprotech® ha sido desarrollado para adaptarse a las necesidades de cada tipo de piel, obteniendo protectores solares para pieles sensibles, normales, mixtas, grasas con tendencia acneica, secas y maduras.

4. ¿Manchas cutáneas?

Si te preocupan las manchas cutáneas, el invierno es el momento ideal para tratarlas. Al ser una época en la que la exposición solar es menor, se convierte en la mejor estación para llevar a cabo tratamientos despigmentantes.

Las manchas son un problema muy común, sobre todo en mujeres. Se trata de una sobreproducción de melanina que se acumula en la piel, como respuesta a una alteración de ciertos mecanismos celulares que provocan un exceso de pigmento.

Existen distintos tipos de manchas diferenciadas por su origen y su distribución en la piel. Pueden aparecer debido a numerosos factores desencadenantes, siendo el más importante la radiación solar sin protección, aunque también existen otros como la predisposición genética, procesos inflamatorios, cambios hormonales, medicamentos fotosensibilizantes como los anticonceptivos orales, etc.

mesoestetic® ofrece una amplia gama de soluciones despigmentantes:

5. ¿Piel sensible?

En invierno, las pieles sensibles se resienten y algunas pieles normales tienden a sensibilizarse. Esta sensibilidad de la piel puede producir enrojecimiento, sequedad, descamación, fragilidad capilar, irritación, etc. Estos síntomas se pueden producir por diversos factores como el viento, el frío o los cambios de temperatura.

Cuida y protege tu rostro con la gama sensitive skin solutions para pieles sensibles o sensibilizadas

¡Empieza a cuidar tu piel hoy mismo con tu rutina para cuidar la piel en invierno!