Un clásico de los meses de septiembre a noviembre es despertarse por la mañana y encontrar sobre la almohada algún que otro cabello más de los habituales.


caida de cabello en otoño

La caída de cabello en otoño es un fenómeno normal, así que no nos alarmemos. No obstante, siempre es interesante conocer los síntomas normales y las causas, para saber si estamos ante una caída excesiva, si hay que poner el acento en la prevención o incluso si hay que realizar un tratamiento.

Síntomas y posibles causas

Los síntomas son más que evidentes, con la aparición de cabello suelto en la almohada, en la ducha o en el peine o cepillo a la cabeza. También es posible que notemos nuestro cabello más fino, o más debilitado; en definitiva, con un aire menos saludable.

A pesar de lo evidente y conocido de los síntomas, las causas no están del todo claras. Cierto es que el pelo muere y se renueva a lo largo de todo el año, de acuerdo con su ciclo de vida natural en tres fases (anágena o de crecimiento, catágena o de reposo, telógena o de caída). Entonces, ¿por qué se cae el pelo en otoño con más profusión?

Para algunos expertos la caída de cabello en otoño tiene que ver con reminiscencias propias de la muda del pelo que tan frecuente es en todos los mamíferos. Para otros tiene más que ver con el cambio de época en un doble sentido: por una parte, vendríamos castigar mucho más nuestro pelo en verano (sol, productos químicos); por otro, la vuelta a la rutina podría tener un efecto estresante que se notaría en el cabello.

¿Es normal que se caiga el pelo en otoño?

De forma que la respuesta es un claro sí, la caída de cabello en otoño es normal, y que sea más abundante también. Aunque, nota curiosa, el pelo que cae en otoño es en realidad pelo que ha “muerto” (entrado en fase catágena) en primavera; igual que el pelo tarda unos tres o cuatro meses en salir, también se toma su tiempo para caer…

Lo que nos lleva a la segunda cuestión que más se nos plantea en esta época del año: ¿cuánto dura la caída del pelo en otoño? Pues en general la caída debería remitir con el cambio de fase en el ciclo de vida del cabello, por lo que experimentaremos la intensificación de la caída de otoño durante unos tres meses.

El umbral de la normalidad, que es lo que en realidad nos suele preocupar, está en que dicha caída (que fácilmente puede llegar a ser el doble de la habitual, o sea, unos 100-200 cabellos diarios) no sea localizada, no se pierda densidad y, por supuesto, pasado ese tiempo se reduzca considerablemente.

¿Podemos prevenir esa caída?

Existen numerosas “leyendas urbanas”, infundadas, acerca de prácticas que provocan la caída del cabello; ni lavarse ni cepillarse el pelo hace que se caiga más, al contrario, es aconsejable una buena higiene capilar en este sentido. La alimentación, por su parte, sí juega un papel importante, y como siempre será una dieta equilibrada nuestra mejor garantía de salud capilar.

Si la caída persiste y se vuelve preocupante, es el momento de consultar con especialistas dermatólogos y tricólogos para analizar cada caso. En general se suelen aconsejar tratamientos revitalizantes o reparadores para mejorar la calidad del cabello, frenar la caída y favorecer el crecimiento.

En la línea tricology de mesoestetic® se apuesta por un tratamiento domiciliario en dos líneas:

  • tricology intensive hair loss shampoo es un champú anticaída que combate la caída del cabello, favoreciendo el flujo sanguíneo, con el zinc y la nicotinamida como principios activos esenciales.
  • tricology hair growth intensive lotion es una loción formulada para combatir la debilidad del cabello estimulando y fortaleciendo los folículos pilosos, dando mayor hidratación y capacidad de absorción de nutrientes.

Si te gustaría saber si un tratamiento capilar anticaída profesional es lo más acecuado para ti, descubre dónde se encuentra el centro más cercano en el que puedes consultar a los profesionales y realizarte el tratamiento tricology.

¿Quieres saber más?

Pide cita en tu centro médico-estético más cercano.

VER CENTROS

Rogamos que consultes siempre con un profesional sanitario para que revise tu caso en particular.